Usar adecuadamente medios de comunicación

El periódico, la radio y la televisión, medios por excelencia, siguen, a pesar del bombardeo de muchas alternativas, obteniendo los mejores estándares de eficacia en los resultados de publicidad.

Sin embargo, el medio de comunicación no lo es todo, actualmente hay que definir bien la estrategia y la creatividad que se deben de usar y, dependiendo del medio que se va utilizar, será el contenido de la producción y de la calidad del anuncio.

Por ejemplo, si deseo anunciar una agencia de autos, deberé de tomar en cuenta el tipo de producción publicitaria más adecuada en función del medio utilizado. Si se elige la televisión, la producción publicitaria deberé realizarla con mucho esmero y cuidado, ya que el anuncio será capaz de comunicar el estatus propio y aspiracional que debe proyectar el tipo de compra, atributo del anuncio que si no se logra trasmitir puede tener un efecto inverso para mi negocio, ya que un anuncio chatarra comunicara a mis clientes un negocio chatarra. Riesgo que no se tiene en el caso de negocios como ferreterías, refaccionarias, plomerías, etc. en el cual esos aspectos no son relevantes para la producción televisiva, el mercado es menos estatus y más utilitario, de ahí la efectividad de estos negocios en TV local.

En el caso del periódico, la producción del anuncio es más noble para los productos de status en cuanto a su capacidad de trasmitir más fácilmente los atributos deseados, se puede de manera más simple lograr comunicarlos; por otro medio no se puede lograr como en el periódico, ya que con una buena foto, con un buen texto, con una buena idea se pueden comunicar elegancia, exclusividad y estatus que en otros medios se vuelve una tarea de un alto costo lograrlo, por tanto, si no desea correr riesgos de no comunicar correctamente su producto el periódico es el medio.

El Radio es un medio que trabaja a partir de los sentidos, el impacto es muy redituable, ya que el efecto del anuncio sobre la imaginación del radioescucha es más poderoso que incluso un anuncio de TV de buena confección, porque la imaginación es aún más profunda que los factores sensoriales de la sola observación. Pero no es la regla, por lo que al igual que en TV, si el anuncio contiene una voz no sintonizada con el mercado al que deseo comunicarme con diálogos no propios de su cultura, con una música no ad-hoc, etc., imagínese el resultado.

En periódico normalmente el lector recuerda notoriamente el anuncio del producto sobre productos que interesan en ese momento, si desea comprar una casa, seguramente recordará todos los anuncios que se publicitan ese día, pero no así los de marcas de carro porque en esos momentos puede no interesarse ese tipo de publicidad, de tal manera, que en la confección de mi anuncio deberé de tener claro hacia quién dirijo el anuncio publicitario: al cliente que busca el producto o al cliente que no lo busca. En ambos casos la estrategia es diferente, se le puede atraer por impulso o se le siembra la semilla para el futuro.

Lo anterior definirá el peso relativo del tipo de anuncio que debe de contener en cuanto si es informativo, anunciando los precios y promociones; si es creativo, algo que agrade a la vista que resulte amigable, si es atractivo, con buen acabado de color o si es sorpresivo, con imágenes que salen de lo acostumbrado. En un anuncio usted debe de tener especial cuidado en lo siguientes aspectos:

  • La imagen de la marca: recuerde que los clientes responden por percepciones.
  • La Confianza en la marca: Lo da la experiencia, la tradición, los testimoniales.
  • La información: De las especificaciones de lo que deseo vender, cuide que no lo abrumen los otros elementos. Hay anuncios muy buenos pero no recordamos la marca solo la escena.
  • La competencia: Que factores lo distinguen sobre las demás opciones del mercado.

La empatía: Que sea amigable, que se parezca al cliente, que tenga mensaje de ida y de venida.

Shares
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
  • Google+