Soluciones estratégicas

Un amigo restaurantero de éxito permanente durante muchos años en Sonora, y recientemente en Arizona, a pregunta mía sobre cual era la clave del éxito de su negocio ya que observaba como abrían y cerraban restaurantes con un ciclo de vida muy corto, me respondió:

"Son dos cosas. Primero tienes que buscar un concepto que sea clásico, que no se base en la moda porque así como llega se va y, segundo, tienes que estar actualizándote, supervisando la calidad y el servicio. El mercado es muy justo y premia los esfuerzos por hacer bien las cosas aunque no se lo comuniques."

Antes que nada debemos ubicarnos en que posición estamos en el ciclo de vida de la empresa, en el cual se nace, se crece, se desarrolla y se decrece. La primera regla de todo empresario es reconocer la posición que tiene en su mercado y, la segunda, evitar caer en la última etapa del ciclo de vida. Para ello debemos presionar siempre para estar en las primeras etapas que es en donde están los altos rendimientos y para ello tenemos que centrarnos en buscar como reinventarnos continuamente, por tanto, es importante partir en investigar y encontrar la respuesta en los siguientes temas.

Cuando el cliente piensa comprar el producto que yo vendo, ¿en quién piensa? ¿Mi producto lo compra por el precio, por la calidad o por el servicio? ¿Dónde compraba mi cliente, dónde compra y dónde piensa comprar? ¿Mis competidores han crecido o han decrecido? ¿Lo que vendo cada vez se usa más o se usa menos?

La forma en que puede realizar esta investigación es solicitando la asesoría externa en alguna cámara empresarial, o bien, realizando la investigación mediante aplicación de encuestas que contengan de 10 a 15 preguntas sencillas. Un número adecuado pudiera ser de 300 a 400 encuestas, Las preguntas pueden ser dando usted las opciones de respuesta o bien, puede dejar que el cliente lo diga abiertamente y ya después usted conjuntar respuestas similares, busque encuestar a personas que sean como su cliente en cuanto a edad, sexo y nivel económico, tomando en cuenta que no es conveniente que sepan quién esta encuestando.

Otra opción más convencional de investigar es reunir de 10 a 12 personas que se parezcan a sus clientes e incluso que sean sus clientes y aplicar el cuestionario simultáneamente en una charla moderada amena en una sala de juntas, en un salón de eventos etc. De esa plática que usted puede grabar pueden salir reflexiones y soluciones estratégicas para su negocio.

Pensemos como clientes y recordemos como comprábamos hace 10 o 5 o 1 año las tiendas y las marcas que usábamos, ya sea para alimento, diversión, educación, comunicación ¿son las mismas?, según las encuestas el 80% tiene hábitos diferentes con respecto a hace 5 años y por lo tanto usted ¿ha cambiado sus hábitos como empresario? Apliquemos el COCO, es decir el Conocimiento, la Organización, la Creatividad y el Orgullo, porque resulta importante una dosis de coraje para vencer las inercias de un "statu quo" que paraliza y nos resiste a cambiar en un mundo cambiante. ¿No cree usted estimado lector?