Todos compiten con todos

Wharton-biz-plan-competition-1024x440
Shares
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
  • Google+

En cualquier tipo de producto o servicio tendremos un competidor ciego, por ejemplo sucede que en época de crisis, la demanda por servicios dentales disminuye, pensamos: no es que la gente en crisis tiene menos caries, sino que su presupuesto para servicios dentales lo pospone o lo sustituye por quizá el pago de una colegiatura. La línea de estrategias comerciales no es tan directa sobre lo que conviene hacer pero queda claro que habría que definir cada vez más cuáles son aquellos productos que están interrelacionados con el nuestro para realizar promociones cruzadas o buscar alternativas en las cuales tomemos en cuenta la bolsa de papi­tas o las colegiaturas, si esos son los productos que le dan un alto grado de sustitución con a otro producto o a un servicio, ¿cómo saberlo? entender y comprender a los clientes con información de estudios de mercado resulta vital, estudios cualitativos como grupos de enfoque nos ayudan a comprender como actúa y piensa nuestro cliente.

Una de las técnicas que se usan son los estudios etnográficos que tienen su orígenes en la antropología social, que tienen que ver con observar al cliente en el supermercado, salir con él a las compras, tomarle video acompañarlo y observar su comportamiento y conducta en el mercado, actualmente hay cámaras de video que siguen al consumidor y lo vigilan por seguridad más que para observar como decide su compra